Una visita al Rey Bolardo en su castillo de la ineficiencia

Por Regina Santiago Núñez*

Funcionarios y vecinos de la Colonia Del Valle

Si Miguel Ángel Mancera, Patricia Mercado y el resto del equipo cercano al jefe de Gobierno quieren una explicación para su persistente caída en las encuestas, deberán voltear hacia Roberto Remes, el titular de la Autoridad del Espacio Público. Desde luego que no es el único responsable. Sin embargo, Remes es un funcionario emblemático. Su ineptitud para el cargo fue muy bien descrita en un texto de Rafael Pérez Gay (el 15 de marzo en Milenio). Las quejas de los vecinos de la Colonia del Valle por la prepotencia e ineptitud con la que se realizaron las obras frente al mercado de Avenida Coyoacán, las documenté en un texto anterior (La ciudadanía frente a los caprichos del Rey Bolardo). Pero la visita a las oficinas de Remes, la plática directa con él y la exposición que hicieron sus colaboradores me convencieron de que estamos frente a un problema mayor. No se trata únicamente del conflicto entre unos vecinos afectados por algunas malas decisiones de un funcionario. Se trata del derecho de los ciudadanos a exigir que los funcionarios rindan cuentas. Lo que constatamos en la reunión con Remes fue  un problema de actitud; un problema por la falta de capacidad para asumirse como servidor público; un gran problema para aceptar la crítica, reconocer los errores y tratar de enmendarlos.  Ante los cuestionamientos que se le plantearon, no tuvo mejor salida que la de expresar sus dudas de que fuéramos realmente vecinos de la Colonia Del Valle. ¿En esas manos estamos? La Ciudad de México merece mejores funcionarios. Roberto Remes debe renunciar.

Sigue leyendo

La ciudadanía frente a los caprichos del Rey Bolardo

 

4 abril 2017 por Regina Santiago Núñez | Editar

Funcionarios de la Autoridad del Espacio Público escuchan las quejas de vecinos de la Colonia Del Valle

* Fallas en la planeación de obras generan problemas para los vecinos de la Colonia Del Valle.

* Necesario reparar los errores que afectan el CENDI de Avenida Coyoacán.

*Cultura cívica: El responsable de las fallas debe renunciar.

Por Regina Santiago Núñez

Debo confesar que yo desconocía el significado de la palabra “bolardo” hasta que una de mis vecinas de la colonia Del Valle me explicó que se trata de esos postes de metal que han proliferado en diversos sectores de la Ciudad de México. Los bolardos son los juguetes preferidos de un funcionario del gobierno capitalino de nombre Roberto Remes, a quien en algún momento se le conoció como Rey Peatón. Remes es un antiguo activista que se hizo famoso como promotor de los derechos de los peatones, pero cuando se convirtió en funcionario del gobierno de Miguel Ángel Mancera sacó el talante autoritario y hoy es cuestionado  por numerosas organizaciones ciudadanas por la manera en que maneja su feudo de Autoridad del Espacio Público.

Remes es cuestionado en espacios periodísticos tradicionales y redes sociales, pero suele defenderse diciendo que quienes lo critican es sólo porque tienen demasiado apego a sus automóviles.

Esa manía suya de querer imponer el “imperio del bolardo” ha llamado ya la atención de algunos comentaristas como Rafael Pérez Gay, quien advirtió en un texto publicado el 15 de marzo de este año en Milenio que la ciudad se transforma de manera caótica con la proliferación de esos postes que alteran la vida sin que nadie se tome el trabajo de explicar para qué deberían servir.  Estoy de acuerdo con Pérez Gay. Lo que yo he podido investigar es que el funcionario suele manejarse con base a “ocurrencias” y caprichos que llevan a errores de planeación e implementación de obras que luego deben pagarse con los impuestos de todos los habitantes de la capital. Es por eso que me parece necesaria su renuncia como funcionario público. Remes debe dejar el puesto que ejerce de manera autoritaria antes de que siga haciendo más daño a la ciudad con sus caprichos obsesivos y sus desplantes. Pero vayamos por partes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sigue leyendo

Ciberataques y riesgos para la democracia 

El observatorio de medios OMCIM considera este texto de especial interés para la reflexión sobre los riesgos que las prácticas atribuidas a Rusia presentan para la democracia, no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo. 

Bienvenidos los comentarios 
Sen. John McCain’s top priority: Cyberwarfare http://news360.com/article/382961399

EU: Encuestas y pronósticos (Roy Campos en El Economista)

El observatorio de medios OCMIM considera de especial interés el texto de Roy Campos sobre el manejo informativo de las encuestas y los pronósticos en el proceso electoral de EU. Campos nos explica la diferencia entre ambos tipos de medición y señala que en esta ocasión ambos fallaron.

Dice que hay mucho que aprender de los errores de ambos, pero se muestra especialmente ansioso por conocer la explicación de los pronosticadores.

En el observatorio nos hemos sumado a los señalamientos de diversos analistas de que hay que aprender a mirar con nuevos ojos el fenómeno Trump. Las explicaciones tradicionales ya no sirven para tratar de comprender qué hizo posible ese triunfo.

Campos apunta hacia un tema especialmente interesante: las compañías pronosticadoras que engañaron al mundo asegurando una amplia victoria de Clinton. Campos nos invita a saber más sobre las características de esta industria (que aún no se desarrolla en México) y su papel en la elección.

Cabe recordar que el mismo Roy Campos ya ha señalado que los estrategas de campaña de muchos candidatos se abstienen de publicar encuestas que los muestren con amplia ventaja porque esto podría alentar un ánimo confiado que evitara que sus votantes salieran a votar.

Este miércoles, Roy Campos y otros encuestadores analizarán con más profundidad este tema en ForoTV a las 10 p.m. en  “Es la hora de opinar”.

Aquí el vínculo al texto completo de Roy Campos publicado en El Economista.

EU: encuestas y pronósticos (Roy Campos en El Economista)

 

 

El Presidente Trump y la dimensión desconocida. 

Y cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí, con su capucha de Ku Klux Klan, sonriendo ante el triunfo de Donald Trump

paz 

Por Regina Santiago Núñez*

Nada será lo mismo para Estados Unidos y para el mundo después de la elección de Donald Trump. Es un acontecimiento que marcará un antes y un después en la historia del mundo. En nuestra era tecnológica global tendrá repercusiones lo mismo en la mesa de consejo del alto ejecutivo de Wall Street que en la mesa del desayuno del granjero chino y en los campos de entrenamiento de milicias de ISIS. Nadie podrá escapar a las consecuencias de esta decisión. Así que más vale que hagamos el intento por identificar correctamente qué fue lo que la hizo posible y qué nos toca hacer de ahora en adelante para tratar de paliar sus efectos negativos y aprender las lecciones de este amargo despertar.

Sigue leyendo