Inicio

Jorge Alcocer V., Reforma

 

De conformidad a lo establecido en el artículo 210 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), el viernes inicia la etapa preparatoria del proceso electoral federal 2008-2009, cuya jornada comicial tendrá lugar el domingo 5 de julio del año próximo, cuando los ciudadanos acudirán a las urnas para elegir a los diputados que integrarán la LXI Legislatura del Congreso de la Unión.

 

El mismo domingo en 11 entidades federativas tendrán lugar elecciones locales para renovar ayuntamientos y congresos locales: Distrito Federal, México, Jalisco, Morelos, Guanajuato, Nuevo León, Sonora, Querétaro, Colima, San Luis Potosí y Campeche; los seis últimos tendrán también elección de gobernador. Por el número de electores inscritos en el padrón electoral de esas entidades, tenemos que más de la mitad del total de ciudadanos podrán participar en los dos procesos.

 

Tanto a nivel federal como en las entidades federativas los procesos electorales serán organizados bajo las nuevas reglas derivadas de la reforma constitucional y el nuevo Cofipe. De manera sinóptica, tendremos como principales novedades la realización de precampañas reguladas de manera específica por el Código comicial, mismas que darán inicio en la cuarta semana del mes de enero de 2009 para concluir 40 días después; vendrá luego un periodo de relativa calma en el que serán desahogados, primero por los partidos y luego por los tribunales electorales, los conflictos derivados de las precampañas y los demás procesos de selección de candidatos.

 

La campaña federal dará inicio el 3 de mayo, para concluir 60 días después -una de las novedades producto de la reforma- es decir el 1o. de julio, y dar paso a los tres días de silencio previos a la jornada electoral. En los estados sin elección de gobernador, así como en el Distrito Federal, en donde se renovarán los jefes delegacionales y los diputados a la Asamblea Legislativa, las campañas respectivas serán coincidentes con la federal, iniciando y concluyendo en las fechas antes consignadas. No será así en los seis estados en los que se elige gobernador, cuyas campañas locales darán inicio 30 días antes, al tener permitida una duración de 90 días.

 

Cabe señalar que si bien la jornada electoral y los plazos de campaña, con la diferencia antes apuntada, son semejantes a nivel federal y local, otros eventos no lo serán debido a la distinta fecha para el inicio de los procesos locales en cada entidad federativa. Varios estados darán inicio a sus procesos locales hasta el mes de enero de 2009, lo que producirá desajuste de calendarios en las precampañas y otros actos.

 

Las tareas del IFE inician este mes de octubre, de entre ellas cabe destacar la instalación de los consejos locales en las 31 entidades federativas; antes de terminar diciembre deberán quedar instalados los 300 consejos distritales. En noviembre, el Consejo General determinará el tope de gastos de campaña para los candidatos a diputados federales y emitirá las reglas comunes y fechas precisas para la realización de precampañas y otros procesos de selección interna a fin de hacer posible que cada uno de los ocho partidos nacionales determinen lo conducente y emitan, a más tardar en diciembre, las convocatorias correspondientes.

 

Una vez que den inicio las precampañas, y hasta el día de la jornada electoral, el IFE administrará 48 minutos diarios en todos los canales de televisión y estaciones de radio de señal gratuita (la norma no es aplicable a los canales de señal de paga, aunque aquellos que exclusivamente retransmiten señales abiertas deberán difundir los mensajes ordenados por el IFE). Será la primera prueba a escala nacional para el nuevo modelo de acceso a radio y televisión establecido por la reforma electoral de 2007.

 

Recordemos que ahora los partidos políticos tienen totalmente prohibida la compra de tiempo en radio y televisión, y que aquellos, así como las autoridades electorales, tanto federales como estatales, realizarán sus campañas de propaganda en esos medios utilizando el tiempo que establece el Cofipe, teniendo al IFE como administrador y autoridad única para tales propósitos. Aunque el Cofipe dispone que la propaganda gubernamental sea suspendida a partir del arranque de las campañas, es de esperar que veremos una reducción significativa de la misma desde el inicio de las precampañas, para así garantizar al IFE la necesaria suficiencia en esta materia.

 

El IFE realizará la verificación del cumplimiento de las pautas que determine el Comité de Radio y TV para los partidos políticos, y aquellas que otros órganos electorales aprueben para sus propios fines. De igual manera, dispondrá de los medios técnicos necesarios para verificar que no exista propaganda electoral violatoria de la ley y realizará, una vez iniciadas las campañas, el monitoreo de los noticieros en TV y radio para informar sobre el apego a los lineamientos ya entregados a los concesionarios y permisionarios. Será una experiencia inédita, en muchos sentidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s