El Presidente Trump y la dimensión desconocida. 

Y cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí, con su capucha de Ku Klux Klan, sonriendo ante el triunfo de Donald Trump

paz 

Por Regina Santiago Núñez*

Nada será lo mismo para Estados Unidos y para el mundo después de la elección de Donald Trump. Es un acontecimiento que marcará un antes y un después en la historia del mundo. En nuestra era tecnológica global tendrá repercusiones lo mismo en la mesa de consejo del alto ejecutivo de Wall Street que en la mesa del desayuno del granjero chino y en los campos de entrenamiento de milicias de ISIS. Nadie podrá escapar a las consecuencias de esta decisión. Así que más vale que hagamos el intento por identificar correctamente qué fue lo que la hizo posible y qué nos toca hacer de ahora en adelante para tratar de paliar sus efectos negativos y aprender las lecciones de este amargo despertar.

La primera lección es que no se pueden utilizar parámetros tradicionales para explicar lo ocurrido. Ese fue un señalamiento constante entre varios comentaristas que participaron en programas especiales sobre el proceso electoral. Comprender el fenómeno Trump necesita una mirada diferente; unos oídos diferentes; una sensibilidad diferente; todo un enfoque diferente. La madrugada del 9 de noviembre, en las mesas de análisis de algunas cadenas de televisión, los políticos profesionales y los encuestadores trataban de explicar por qué fallaron sus pronósticos y sus diagnósticos, mientras algunos televidentes trasnochados como yo acompañábamos la escena y gritábamos para nuestros adentros : ¡Lo que pasa es que no entienden que no entienden! Porque precisamente, la elección de Donald Trump es un grito de protesta contra las élites de Washington y una señal obscena para los encuestadores que piensan que con una llamada telefónica pueden medir tendencias y hablar del comportamiento de una sociedad cada vez más compleja. Los cantantes y los periódicos se pronunciaron abiertamente contra Trump. Muchos tuiteros y feisbuqueros como yo también lo hicimos. Pero nuestros posicionamientos no tuvieron el efecto deseado. Donald Trump perdió el voto popular pero ganó el voto del Colegio Electoral (que es el que cuenta en el sistema estadounidense). Conclusión: El poder está en otra parte.

Las encuestas de salida pueden ser un instrumento para tratar de entender lo sucedido. Votaron por Trump los hombres blancos de clase media, pero también muchas mujeres y muchos latinos votaron por él. Esto nos habla de que su animadversión por los políticos tradicionales fue mayor a su temor a una retórica incendiaria. La gente ya se acostumbró a la violencia verbal, pero a lo que no se acostumbra es a los efectos negativos de las decisiones políticas sobre su nivel de vida.
Trump es producto del poder de grupos como la Asociación Nacional del Rifle y de la rebelión de un sector del FBI contra la ortodoxia política. La presidencia Trump también es hija de WikiLeaks y los hackers internacionales que se propusieron y lograron impedir la victoria de Clinton. Pero la presidencia Trump también es posible por el desencanto con una apertura comercial a la que se ve como el ogro que se lleva los empleos, sin querer ver que los empleos se van porque los avances tecnológicos sustituyen a los empleados y nadie ha querido hacerse responsable de esos problemas.

Quienes cuestionan el libre comercio no sólo cuestionan la injusta distribución de la riqueza, sino también cuestionan la libertad. Sin embargo, los que creermos en la libertad habremos de reconocer que nuestros argumentos no han sabido tocar  al nervio de muchas personas. Lo que sacó a los votantes a las urnas en Estados Unidos no fue el miedo a Trump, en muchos casos también fue  el miedo a la libertad. El miedo a la inclusión. El miedo a las mujeres con poder. La elección de Trump es como mirar a la sociedad norteamericana ante el espejo de Tezcatlipoca. La presidencia Trump hará que el mundo entre en una dimensión desconocida. Sería iluso pensar que un discurso moderado de Trump pudiera borrar sus compromisos de campaña. Pero habrá que ver cómo queda la nueva correlación de fuerzas. Habrá que estar especialmente atentos al gabinete de Trump. ¿Cuál será el peso específico de Rudolph Giuliani? ¿Cuál el del gobernador Chris Christie? ¿Cuál será el papel de los republicanos en el Congreso? ¿Serán comparsa o buscarán ser contrapeso? ¿Qué harán ahora los demócratas? ¿Qué harán las minorías amenazadas?  Ojalá todos comprendamos lo que verdaderamente está en juego.

Regina Santiago Núñez es presidenta del observatorio de medios OMCIM. Es miembro de la Red de Observación del IEDF.

Bienvenidos los comentarios

@regi_santiago

Anuncios

2 Respuestas a “El Presidente Trump y la dimensión desconocida. 

  1. Heriberto Licea

    Entendiendo esta sorprende realidad, será bueno cuidar que este modelo, NO se siga replicando como una respuesta “anti sistema” como pasó con el “Brexit” o la “Paz Colombiana”. México, ya experimento el “voto en contra”, eligiendo a un empresario para presidente y corre el gran riesgo de repetir la historia. Cada vez cuesta más, creer en políticos corruptos, en una sociedad cada vez más engañada y lastimada. El riesgo esta en que alguien como Trump, sepa aprovechar estas oportunidades. Si queremos políticos en la política, es momento que estos aprendan escuchar al pueblo.

    Me gusta

  2. Regina Santiago Núñez

    Tienes razón, Heriberto. De repente crece el enojo contra los políticos y la política, pero hay un gran riesgo en creer en los “falsos profetas”. Cada vez hay más información sobre las estrategias de desinformación que utilizaron todos los candidatos para tratar de ganar la elección. Pero “LA POLÏTICA” debería tratarse no sólo de ganarr la elección, sino de planear un buen gobierno. Ahí hay muchos retos. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s