Los niños y niñas aprenden y enseñan con la solidaridad tras sismos

 

Lunes 13 de noviembre. Día de agradecer el apoyo a mi gente de Juchitán. Temprano en la ceremonia para hacer los honores a la bandera en el Internado 28 General Lázaro Cárdenas, Iztapalapa, Ciudad de México. Voy con 3 paquetes de libros para niños que donó el Fondo de Cultura Económica y un paquete de libros para maestros. Todo va para la biblioteca de la escuela. Los dibujos de estos niños y niñas acompañaron la ofrenda que pusimos en la galería del centro cultural Bella Época para el evento “¡Ánimo Juchitán! Cantos de amor y vida”.

Hoy tuve la oportunidad de presenciar esta ceremonia y saludar a mi bandera y cantar con orgullo nuestro himno nacional y recordar uno de los dibujos que decía: “¡Mexicanos al grito de guerra! Ese grito es hoy ¡Ánimo Juchitán!

Este lunes el grupo de primer año cantó una canción dedicada a su escuela y sus maestros y maestras. También mostró sus dibujos para ilustrar los valores: “Amor”; “Honestidad”; “Solidaridad”. Cada niño y niña daba la vuelta al patio mostrando su dibujo al resto de sus compañeros. Había un niño que llevaba la “Paz”, pero todo el tiempo la mostró de cabeza. La maestra trataba de enderezar el dibujo. El niño volvía a colocarlo de cabeza. Lo miré. Sonreí. ¡Vaya metáfora!

Me emocioné profundamente cuando la niña que estaba frente a mí con el dibujo sobre el “Amor” terminó de escuchar mi mensaje y agitó su dibujo, para que agradeciéramos juntas ese puente que esta escuela construyó con nuestra gente de Juchitán.

Me quedó claro que en esta escuela no solamente enseñan a leer y escribir los conceptos, sino que enseñan a vivirlos.

La escuela en estos momentos comparte sus aulas con niños y niñas y profesores de otra escuela que resultó dañada por el sismo en la Ciudad de México. Así se vive y se interioriza la “Solidaridad”.

Reconstruir Juchitán, reconstruir el Istmo de Tehuantepec, reconstruir la Ciudad de México y todas las zonas afectadas necesitará que todos comprendamos que no sólo se levantar nuevos edificios, sino que se trata de levantar el ánimo. Necesitamos la reconstrucción física, pero también emocional y espiritual. El arte y la cultura son instrumentos indispensables para la recuperación emocional. El amor es la fuerza que puede inspirarnos.

Gracias. Muchas gracias por esta oportunidad de observar, escuchar, compartir, convivir. La sacudida nos está haciendo más fuertes. #¡Ánimo Juchitán! #¡Ánimo Ciudad de México! ¡Que viva el Internado Lázaro Cárdenas! Por eso México vive. ¡Que viva México!

Nota: ¡Ánimo Juchitán! Canto de Amor y Vida fue un evento promovido por el Observatorio y Monitoreo Ciudadano de Medios, OMCIN, S.C. con apoyo de la Fundación MOCE y el Fondo de Cultura Económica.

20171113_112651

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s